1 comentarios:

  1. Pues claro que nos vienen grandes las ciudades!, sólo el espacio habitado por las personas que nos acompañan y comparten nuestra vida, nos resulta amable.
    No te rindas!

    ResponElimina